10 tips para hacer más eficiente tu Integración emocional



Sin duda, enfrentarse al dolor que está alojado en tu interior no es cosa sencilla. Sé que a veces hacer integración emocional es un trabajo arduo y agotador, sin embargo entre más resistencia pongas más incómodo y doloroso va a ser y menos vas a poder resolver.


Hoy te quiero compartir 10 tips que yo he utilizado en mis integraciones para poder hacerlas más eficientes, resolver más a profundidad y aprender de lo vivido.


Antes de continuar, algo que quiero resaltar en este artículo es que debes soltar la idea de que integras para modificar las experiencias que vives, en realidad integras para dejar de sufrir; porque si tu intención es sentarte a observar para cambiar lo que vives, el día que no cambie nada, dirás que la integración no sirve. El punto es que, sea cual sea la experiencia que vivas, puedas estar completamente en paz, sin dolor y aprendiendo de todas esas vivencias.


¡Vamos con los tips!


  1. Contemplar la mente: Algunas de las inquietudes que más recibo de los estudiantes son: • ¿cómo le hago para calmar la mente? • “no me concentro” • “mi mente no coopera” No te enfoques en calmar la mente porque entre más énfasis haces en ello, más se convierte en una distracción. Un buen ejercicio antes de tus integraciones es darte unos minutos para permitir todo el flujo de pensamientos que hay en ti. Deja que la mente mande todos los pensamientos que quiera hasta que sientas una especie de “agotamiento” de ella, como cuando un niño juega todo lo que quiere hasta quedar exhausto; es en ese punto en donde comienzas tu integración.

  2. Quédate más tiempo en las negaciones. En ocasiones hay temas que suelen ser muy dolorosos y las negaciones están demasiado activas. Un buen paso para poder ir más profundo en tus integraciones es permanecer más tiempo en las negaciones del que regularmente haces. Esto ayudará a quitar los velos que te impiden ver las emociones y el resto de las máscaras, incluso ser más eficiente para descubrir tu verdadero problema.

  3. Vuelve a la base. Quizá ha pasado tiempo desde tu primer integración y con el tiempo, te vas acostumbrando a sentir las mismas máscaras en un tema en específico. También sucede que sin darte cuenta la mente te gana y en lugar de sentir, te pasaste toda tu integración pensando, buscando soluciones mentales y justificando la experiencia desde la mente. En algunas otras ocasiones tienes entendimientos muy profundos y te vas acostumbrando a disolver el sufrimiento sin seguir la técnica y en absoluto quiere decir que esté mal, sin embargo también pasa que tu ego se adapta a no tener una técnica y se vuelve más difícil resolver. ¿Te ha pasado? Una buena forma de resolver todo esto es volver a la base. Practicar tu integración emocional como lo hacías cuando eras principiante (si eres principiante, ahora ya sabes que puede pasar): “¿qué siento con relación a este tema? ¿Miedo, vergüenza u orgullo…? y al final, ¡no te olvides de las caritas felices!

  4. Deja de pelearte con tu tema. La no aceptación de la experiencia que estás viviendo hace más difícil la disolución del sufrimiento. Lo que viviste ya sucedió, ya no puedes cambiarlo y lamentarte, seguir alimentando la rabia y maldiciendo no va a ayudarte a resolver más rápido. Ríndete a sentir el dolor que ya está en ti, sólo acepta lo que vives, deja de pelear, renegar y tu integración fluirá con más facilidad.

  5. Contempla “ANIMA”. Anima es un “siddhi” (siddhi significa perfección, eficacia o poder); una de las herramientas de Krishna y su significado es “lo más pequeño de lo más pequeño”. Medita unos minutos en Ánima antes de tu integración y podrás ir mucho más profundo; a descubrir aquello que no estás “viendo”.

  6. Un mala de GANESH. Hacer un mala del mantra de Ganesh -Om Jaya Sri Ganesh- te ayudará a romper todos esos obstáculos que hay en tu integración como son las resistencias y las proyecciones. Será mucho más efectivo si ya tienes cargado este mantra.

  7. El mantra de Shiva. El mantra de Shiva -Om Namah Shivaya- te ayuda a transformar todo aquello que necesite ser transformado, a ver el sufrimiento desde la compasión y a aceptar los cambios. Haz un mala del mantra antes de tu integración, de preferencia cárgalo antes.

  8. Alarga el tiempo. Si te has acostumbrado a practicar integraciones de 20 o 30 minutos por un periodo largo de tiempo, es hora de alargar tus observaciones. Si sientes que no avanzas, que sigues sufriendo por el mismo tema, quizá sea hora de ir más profundo y eso lo conseguirás si agregas minutos a tu práctica.

  9. Contempla tu ego. Contemplar el ego puede ser un buen camino para relajar las resistencias. Pon la intención “estoy contemplando mi ego” por algunos minutos antes de tu integración y siente todo lo que se despierta y se mueve en tu interior. Lograrás ver la pelea que el ego tiene, cómo es que siente expuesto y pelea con uñas y dientes. Permite que todo eso se relaje, ayúdate de la respiración y después comienza con tu integración.

  10. Agota el tema. Si consideras que el gran tema de tu vida se va a resolver en una integración, siento decirte que estás equivocado. Habrá temas simples en los que podrás resolver fácilmente pero hay otros, esos grandes temas, que vas a tener que integrarlos una y otra vez hasta que llegues a la raíz. Si no tienes paciencia para agotar el tema, para hacer una integración tras otra hasta la completa liberación del sufrimiento, entonces no te hagas expectativas de que va a dejar de doler porque no va a ser así. Trabaja fuerte, esfuérzate hasta que seas un maestro de ese gran tema.


Y un último tip…


No te conviertas en el problema, tú no eres el tema, tu no eres sufrimiento, es algo que está sucediendo para experimentar, para aprender y para reconocerte cada vez más a ti mismo como Consciencia. Te repito, trabaja fuerte, sé paciente, vive la integración emocional como el desayuno o la cena de cada día, como aquello que tienes que hacer cotidianamente, no le añadas sufrimiento. No sufras por integrar, integra para vivir.


Gurucitta

Trabajemos juntos

  • Gurucitta
  • Gurucitta
  • Gurucitta

Gurucitta | Todos los derechos reservados ©2019 Términos y condiciones | Política de privacidad